Este 21 de junio de 2021 dio comienzo de forma oficial el verano. Una temporada de sol, playa, vacaciones y relajación en la que las personas tienden al disfrute. Sin embargo, también es un periodo en la que determinados factores pueden alterar nuestro bienestar. Por eso es importante consumir vitamina C.

Algunos de esos factores negativos que afectan en verano a las personas pueden ser las manchas o quemaduras en la piel, picaduras de mosquitos o indigestiones. Las altas temperaturas son otro de los aspectos que no todas las personas toleran de la misma manera.

Aunque el sol es fundamental para aumenta los valores de vitamina D en el organismo, es necesario moderar la exposición a los rayos ultravioletas del sol, ya que pueden causar diferentes daños en la piel, pudiendo derivar en enfermedades tan graves como el cáncer de piel.

Por qué tomar vitamina C en verano

La vitamina C es un micronutriente hidrosoluble que se encuentran en diferentes alimentos de forma natural. Una de sus principales funciones en el cuerpo humano es su capacidad para hacer frente a los radicales libres y proteger a las células.

vitamina C verano
Persona tomando vitamina-C

Además, también es una vitamina muy importante para la salud de la piel. Principalmente se encuentra en alimentos como frutas cítricas y verduras; aunque también se puede recurrir a suplementos de vitamina C para aumentar sus niveles.

Piel saludable

Una de las principales características de la vitamina C son sus propiedades antioxidantes, las cuales contribuyen a hacer frente a los daños causados por la exposición solar. Contar con unos niveles adecuados de este micronutriente es sinónimo de piel saludable.

Además, la vitamina C es un micronutriente esencial para la producción de colágeno, siendo este otro elemento fundamental para la piel. El colágeno aporta elasticidad y brillo a la piel, además de ser fundamental para una buena cicatrización.

Contra la picadura de mosquitos

Las picaduras de mosquitos son comunes durante los meses de verano, debido a las altas temperaturas. Además, este fenómeno suele ocurrir con más frecuencia en las horas de la noche.

Así, el cuerpo tiene la capacidad de liberar una sustancia llamada histamina, la cual utiliza como un mecanismo de defensa frente a las picadura de mosquitos. No obstante, este mecanismo protector genera ronchas y picazón.

Por eso, la vitamina C es ideal, ya que funciona como un antihistamínico natural. Es decir, contribuye a desintoxicar la histamina y está libre de efectos secundarios que pudieran resultar perjudiciales para el organismo.

Adaptación al clima

Los cambios de clima y entornos durante el verano produce una reducción de los niveles de vitamina C. Por eso es recomendable aumentar el consumo de frutas y verduras para contar con unos valores adecuados de este micronutriente.

Algunos de los alimentos más ricos en vitamina C y aconsejables para su consumo en verano son la guayaba, naranja, kiwi, pimiento rojo, brócoli, fresas, espinaca, papaya o el tomate; entre otros.

(Nota de Tododisca.com)

Puede que también te guste

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *